10 edificios que nunca debieron desaparecer, Parte II

17 de Agosto de 2018 | por: Enterreno Chile | 6132 visitas



Nuevamente traemos otra selección de 10 joyas que ya no están. Varias razones que terminaron por hacer desaparecer 10 edificios que nos encantaría volver a tener entre nosotros. Palacios, castillos, catedrales, hoteles que quizás no escuchaste nunca ni menos conociste.

1.- Iglesia del Carmen Alto: Este particular templo se ubicaba en el inicio de la Calle Carmen en la Alameda frente al Cerro Santa Lucía. Para la época era considerado un verdadero adefesio, ecléctico y de mal gusto. Hoy, con otra visión claramente, nos parece una gran pérdida patrimonial de Santiago.

Thumb 1932 chilectra
Realmente esta foto parece un estracto de alguna ciudad europea, pero no, así era Santiago en 1932. Foto Archivo Enel.

Thumb carmen alto ca 1930 archivo brugmann
Foto tomada desde Plaza Caupolicán, ca. 1880. Archivo MHN.

La iglesia de las carmelitas dio origen a la calle Carmen, y estaba ubicada en plena Alameda. Tenía una sola nave, y a fines del siglo XIX el arquitecto chileno Fermín Vivaceta lo convirtió en un singular edificio de fachada neogótica: “La iglesia tiene 52 metros de largo y 9 de ancho. Su elevación interior es de 14 metros.

Thumb sin t tulo 1
Inicio de Calle Carmen ca. 1910, al fondo asoma la torre de otro templo de esta calle, la Iglesia Dulce Nombre de María en esquina con Curicó.

El Convento del Carmen Alto, era el hito que marcaba el término de la Alameda de las Delicias al oriente. Este templo lamentablemente debió ser demolido y fue junto a varios otros, víctima del ensanche de la Alameda en los años ’40s. La iglesia San Francisco se salvó por poco, claramente se pudo buscar otra alternativa. ¿Se pudo haber rescatado? 


Thumb cakky3jwwaatzqr
Alameda de Las Delicias, Iglesia del Carmen Alto y casonas emplazadas frente al cerro Santa Lucía, donde hoy hay una ladera de área verde en vereda norte, enero de 1926. Archivo Enel.

Thumb desde carmen ca 1870
Iglesia del Carmen, el inicio de la calle del mismo nombre y al frente el Cerro Santa Lucía en plena época de intervención por parte de Benjamín Vicuña Mackenna, ca. 1873. En la ladera del cerro destaca la actual "Plaza Caupolicán" y un antiguo teatro que se ubicaba sobre ese lugar.

2.- Gran Hotel Papudo: Era quizás el hotel más lujoso del litoral central de Chile, obra del reconocido arquitecto chileno Josué Smith Solar, el gran Hotel fue sin duda un símbolo para Papudo y a pesar de que desapareció hace más de 70 sigue en el recuerdo de los antiguos veraneantes.

Thumb 1946
El Hotel en años años 30s, foto de autor desconocido.

Thumb b8x8su9iuaabcp2
El edificio tenía cuatro pisos, más una alta techumbre que era rematada por un torreón. Sus instalaciones eran de primer nivel, mobiliario importado de Estados Unidos, un servicio excepcional y el lujo de amplios dormitorios con baño privado; el Gran Hotel se convirtió rápidamente en un cotizado destino para la aristocracia.

Thumb cbhpmgpwkai0ryf
Veraneantes frente al Hotel en 1944. Foto autor desconocido.

Thumb 1941 ada
Triste tarde para el mítico hotel. Sin causas ciertas los veraneantes atónitos eran testigos de como este monumental edificio era consumido por las llamas en el verano de 1946. Gran foto aportada por Ada Meynard al archivo Enterreno.


3.- Hacienda Quilpué: De película, en una lujosa hacienda de 380 hectáreas, la mansión de estilo francés ubicada en San Felipe fue encargada en 1886 por doña Juana Ross de Edwards al arquitecto Juan Eduardo Fehrman, el mismo autor del Palacio Edwards, hoy la Academia Diplomática en calle Catedral. Luego pasó a manos de María Luisa Edwards Mac-Clure, casada con el parlamentario Arturo Lyon Peña, quien finalizó su edificación en 1915, pero vendió la propiedad en los años 40s.

Thumb hacienda ca 1930
Hay allí unas 25 araucarias, un ciprés,  un alcornoque y otras especies foráneas que por largos años adornaron el cuidado parque en torno a la mansión ubicada. 

Thumb martin vergara 1985
Foto tomada en los años 80s, lejos estaban los días de gloria de este increíble inmueble.

Incomprensiblemente las arboledas alineadas junto al espejo de agua del frente de la casa fueron taladas. Por algunos años las especies aún vivas han seguido verdes gracias al cuidado de un descendiente de los últimos inquilinos que se niega a la desaparición de este oasis a solo cuadras del centro de la ciudad.


Thumb ruinas
Estado actual del parque, foto tomada en 2016. Se pueden ver los troncos talados, vestigios de la antigua arboleda que enmarcaba la mansión.


4.- Palacio Concha Cazotte: Este Palacio de estilo neomorísco fue construido en 1872 por solicitud de José Díaz Gana, dueño del mineral de plata más grande de la época en Chile. Durante la crisis económica de Chile de 1876, Díaz Gana perdió el palacio y la quinta de la Alameda recién terminado sin alcanzar a hacer uso de estos.

Thumb 1912
Foto tomada posterior a 1912 ya que se puede apreciar la ampliación construida ese año. Archivo MHN.

Enrique Concha y Toro se convirtió en el nuevo dueño y la mansión pasó a llamarse palacio Concha-Cazotte, en cuyos 3500 m² se desarrolló durante más de 40 años gran parte del acontecer de la vida social santiaguina.
Enrique Concha y su esposa Teresa Cazotte adquirieron numerosas obras de arte que convirtieron la mansión en una verdadera galería, esta contenía obras de Rubens, Berghen o del pintor francés Le Bourguignon. 

Thumb 1912 biblioteca nacional
¿Dónde estaba ubicado? En plena Alameda, si! Lo que estás viendo son bueyes en pleno centro de Santiago. 

Thumb 1880 fco vidal
A medida que los Concha Cazotte fueron perdiendo su patrimonio económico y vendiendo sus antiguas posesiones hasta que en 1922, año en que muere Enrique Concha, su viuda, decidió urbanizar la quinta. Para ello encargó su loteo a Arturo Besa Rodríguez, también industrial minero. La idea era reproducir en la antigua quinta un barrio europeo que había visitado doña Teresa en su juventud y del que quedó encantada, de tal modo se construyó un barrio de calles cortas y curvas entre cruzadas entre sí.

Doña Teresa muere en 1932 y tres años después se demuele el monumental palacio, fue así como nace el Barrio Concha y Toro, en el lugar donde estaban los antiguos jardines se construyó el Teatro Carrera, hoy Monumento Nacional, quedando el palacio ubicado atrás del teatro, entre las calles Maturana y Concha y Toro. 

Thumb 1912 fiesta
Los Concha Cazotte fueron famosos por organizar fiestas y bailes en su propiedad, de estos el más renombrado fue aquel que organizaron en 1912 y que ha dado de hablar hasta el día de hoy.

5.- Castillo Dávila: Fue edificado en el año 1900. Su nombre se debe en honor a su primer morador José Miguel Dávila. El castillo se emplazaba a un costado del cerro Cerro Santa Lucía, en la esquina de Calle Moneda con Miraflores (antiguamente conocida como, Calle de las Recogidas), enfrente de la actual Plaza Benjamín Vicuña Mackenna (entre Biblioteca Nacional y el Cerro).

Thumb 1905 cchc
Esta foto de Kirsinger fue una famosa postal de la época existiendo registros de ellas con varios mensajes, muchos de ellos destacaban lo bello y moderno que era Santiago de inicios de 1900.

Thumb heffer 1900
Gran foto de Obder Heffer cerca de 1900. Todo lo que puede ver en la foto ya no existe.

Se desconoce la fecha exacta en que la Mansión Dávila pasa a ser propiedad de la Familia Cousiño, específicamente de doña Luisa Cousiño. Bajo su dominio, se hizo uso de varias de las estancias del lugar, para la concentración de piezas de gran valor artístico, como el busto de la industrial Chilena Isidora Goyonechea, cuya obra fue galardona en la Exposición Internacional de París.

Thumb sin t tulo 1
Fotografía desde pileta de Benjamín Vicuña Mackenna ca. 1930 y la misma perspectiva en 2016.

Cerca de los años 40s, el castillo fue sede de la Embajada de Italia, siendo esta la última autoridad en posesión de la mansión.

Thumb 4776014146 81a7683ccb
¿Cuando desapareció? En 1953 y sin muchas explicaciones. Seguramente víctima del valor del suelo.

6.- Hotel Pirihueico: En lar cordillera de la Región de Los Ríos, en el borde del sinuoso, largo y serpenteante Lago Pirihueico se levantó un mítico hotel tipo "The Shinning" que por varios años acogió a turistas aventureros a una barcaza del paso fronterizo Hua Hum, en la frontera con Argentina.

Thumb 1980
Durante la presidencia de Gabriel González Videla (1946-1952), la obra fue llevada a cabo en su totalidad y el resultado fue un gran edificio de madera, de tres pisos y de aproximadamente 100 habitaciones, desde cuyos salones y comedores se podía contemplar el lago en todo su esplendor. La vajilla, que había sido traída directamente desde el Hotel Crillón de Santiago, era de primer nivel y todo estaba preparado para recibir una afluencia de turistas a gran escala. Su nombre original sería Hostería Pirihueico.

Thumb a os 40s
Su inauguración liderada por el mismo Presidente, fue un gran banquete donde llegaron cerca de 200 invitados. Al día siguiente se cuenta que cuando el mandatario salió a dar un paseo en bote, el equilibrio le jugó una mala pasada, lo que le significó caer a las gélidas aguas del río Hua Hum.
¿Para llegar? Uff! Había que acumular ánimo, ya que en primer lugar, si venías de Santiago debías tomar un tren Santiago-Lanco, luego te recogía una micro hasta Panguipulli, para embarcarse en el "Vapor Enco", donde recibían con un refinado almuerzo. Finalmente llegabas a Puerto Fuy, ya en el Lago Pirihueico, pero aún quedaba trecho, ya que debías subir a otra lancha (dicen que de mala calidad) hasta el sector del Hotel.
Así los huéspedes llegaban cansados y algo mojados a disfrutar al fin del remoto hotel. 
Thumb ca 1980 foto rodrigo pastor
Muchos de los turistas se quejaban por la lejanía y lo difícil que era llegar, sumado a esto había un salón de baile, cosa que no les simpatizaba a quienes querían ir a descansar. Foto ca. 1965.

Thumb gu a del veraneante   1950   hotel y lago pirehueico
Hotel en 1950, foto archivo "La Guía del veraneante".

La lancha para llegar dejó de funcionar y la afluencia de turistas cesó. Por ello y otras razones de funcionamiento la CORFO, como una de las principales accionistas de la sociedad, comenzó a exigir resultados. Al no haber nada de aquello, la institución tomó el control de la propiedad el 4 de octubre 1963 y el proyecto de la Hostería Pirihueico llegó a su fin.

Las instalaciones fueron abandonadas y se mantuvieron en ese estado durante once años. No obstante, otra nueva historia se avecinaba para este lugar en los confines del mundo.

El hotel y las zonas que lo rodeaban fueron ocupadas por militares chilenos durante los 70s, todo esto en el contexto de conflicto armado con Argentina. 

Thumb pirihuicocl
Fotos ruinas, archivo pirihueico.cl Estado actual del antiguo hotel.

Las ruinas no dejan indiferentes a quienes visitan ese remoto sector de Chile, su historia es poco conocida y eso le ha asignado muchos mitos e historias falsas a sus maltratados muros de piedras.
Finalmente, en 1995 bajo misteriosas circunstancias, ocurre un devastador incendio que terminó por reducir el lujoso hotel a solo un par de muros.

7.- Palacio San Jorge: Construido en 1912, según los cronistas “la residencia más confortable y elegante de Viña del Mar”, el mítico Palacio San Jorge, construido para Gregorio Donoso y posteriormente adquirido por la familia Lyon Edwards. 

Thumb scipion cortes
La verdad que de esta foto queda muy poco. Quizás estas casonas se merecen un artículo propio, sólo se salva el Club Árabe (abajo a la izquierda), sobre él, el Castillo San Jorge. Foto de sector Miramar de Viña del mar en 1922, Archivo Scipión Cortés.

Thumb paseo por el balneario miramar de via del mar ao 1951
En 1951, arriba la mansión en cuestión, abajo el Palacio Ross o actualmente conocido como Club Árabe del sector Miramar. Por Avenida La Marina pasan dos Victorias, pero con un carro bastante más aparatoso a los que se utilizan hoy. Foto de autor desconocido.

Esta casa de veraneo es otra gran obra del destacado arquitecto chileno Josué Smith Solar, quien levanto en el litoral chileno las obras más lujosas y de altísima calidad. 
Thumb sin t tulo 1
Sus torres con tejas de cedro, galerías con vista al mar, espaciosos salones, terrazas y parrones son elementos típicos de las obras de Smith Solar, tanto así que este edificio tiene un hermano mellizo en Papudo, el Chalet Recart, en pie hasta el día de hoy.

Todo lo anterior no fue excusa para su demolición en 1977; al parecer el valor del suelo pudo más.

8.- Casona Tanumé: Las tierras de Tanumé (al norte de Pichilemu), llegaron a la familia Aspillaga por el matrimonio de Manuel José Aspillaga Velasco con Dolores Santander Achurra. De ahí en adelante 6 generaciones gozarían de las bondades de esta herencia. Este fundo de seis mil hectáreas tenía una gran casa de veraneo. Esta se mantenía gracias a sus muchas áreas de bosque y varias plantadas de trigo, la posesión de ovejas, vacuno y bueyes. 

Thumb tanume aereo 2
Foto aérea de la casona, foto archivo Familia Aspillaga.

En sus orígenes esta era una casona de campo chilena bastante tradicional, pero Manuel Aspillaga, heredero de estas tierras, cambiará la casa antigua colonial por una que satisfacía su excéntrico sueños, por ello, quiso construir una casa que se pareciese lo máximo posible a lo visto en la ópera Aída. 

Thumb image 3
De ahí sus techumbres planas, sus columnas egipcias, sus esfinges y sus detalles en el interior. Sin cambiar la pared medieval que rodeaba la fortaleza.

Thumb img 3016
Esfinges de Tanumé por el escultor catalán Juan Bautista Foliá, 1912.

Thumb collage 1
Cual pirámide egipcia, cuentan que con el sol del verano, al atardecer la puesta de sol se enmarcaba perfectamente entre las dos columnas centrales y el acceso principal de la casa. Todo calculado. Fotos archivo Familia Aspillaga.

¿Que pasó con la casa? La casa fue expropiada y tras 12 años la familia logra recuperar un 25%, luego se puso a la venta. Lo compraría finalmente Francisco Javier Errázuriz Talavera con un socio entre los cuales tuvieron muchas disputas. Lo cierto es que un tiempo después, esta casa sufriría de un devastador incendio en extrañas circunstancias de las cuales existen muchas teorías, pero ninguna quedó confirmada.

Thumb horacio parrague
Foto aérea del estado de la mansión en 2015, sólo en pie las columnas y las fracturadas esfinges. Foto de Horacio Parragué.

9.- Galería San Carlos: La Galería San Carlos fue una idea y obra del empresario  Carlos Mac Clure, dueño del Portal del mismo nombre donde hoy se encuentra el Portal Bulnes inaugurado en 1869 junto a la Plaza de Armas. Su intención era conectar esta construcción con la vecina, así como el recorrido que había entre Merced y Monjitas, a través de una galería de dos pisos y techos de vidrio.

Esta obra en el corazón de Santiago da cuenta de la sofisticación de la sociedad chilena acaudalada que con fuertes influencias europeas quisieron traer la manera más lujosa de hacer comercio, las galerías. Así como en Milán la Galeria Vittorio Emanuele II sigue siendo un icono inconfundible, nosotros en Santiago teníamos la elegantísima Galería San Carlos.

Thumb esde catedral
Vista del lado Oriente de la Plaza de Armas, hacia 1880, desde la torre de la Catedral de Santiago. Detrás del Portal Mac Clure, se distinguen los techados de cristal de la Galería San Carlos. Foto donada por Ada Meynard, Archivo Enterreno.

Thumb sin t tulo 1
Interior de la galería en sus tiempos de gloria ca. 1880. Fotografía de Obder Heffer.

Para la época ir a comprar o simplemente a pasear a la Galería San Carlos era ser parte de los sectores sociales más poderosos del Santiago del siglo XIX. 
La vida de este concurrido lugar no fue muy larga, hacia principios de la década del veinte, un incendio afectó parcialmente a las instalaciones del Portal Mac Clure y de la Galería San Carlos. Esto, sumado al deterioro por los años, dejó a esta última prácticamente inutilizada. Su posible demolición fue comunicada públicamente hacia principios de 1925.

Thumb galeriasancarlos
La Galería San Carlos (lo que quedaba) y los restos del Portal Mac Clure hacia sus últimos días en los años 20.  Atrás, con sus torretas y puentes alzándose por sobre la galería en ruinas, el pasaje Phillips. Autor desconocido.

Las demoliciones de la galería empezaron el año 1929 y al mismo tiempo se demolió definitivamente el Portal Mc Clure. Años más tardes este espacio en plena plaza de armas dio paso al actual Portal Bulnes.

10.- Palacio Consistorial de Concepción: “Este nuevo edificio se levanta en la esquina norte de la Plaza de Concepción y Barros Arana. En él se hallan instaladas todas las oficinas que pertenecen a la administración local de la ciudad. Posee además un soberbio y elegante salón donde celebra sus sesiones la Ilustre Municipalidad.” “Vistas de Chile”, texto de Hume & Walker, sobre el Palacio Consistorial de Concepción, año 1916.

Thumb 2989
Junto a la antigua Intendencia y Palacio de Tribunales, (todo enfrente de la plaza), formaban un elegante conjunto. El terremoto de 1939, produjo daños en su estructura pero se mantuvo en pie. Con la construcción de la actual Intendencia, se produce un contraste de estilos.Se ordena su demolición en 1963, luego del terremoto donde queda con algunos daños, los cuales no eran mayores, y se pudo haber salvado. 

Thumb articles 53096 imagen 01
El Palacio Consistorial en 1955. Foto de Hans Frey.

Thumb muni 2 biblio 811x509
El Palacio retratado desde la pileta de la Plaza, fotografía de Enrique Mora ca. 1947.

El Hotel Ritz (a la izquierda)  poseía un gran volumen para la época data de comienzos de la década de 1930. se mantiene actualmente en su estructura, pero hoy pasa casi inadvertido por la cantidad de letreros publicitarios.

Esta selección de edificios es sólo una pequeña muestra. Lamentablemente nuestro país a perdido mucho patrimonio arquitectónico de gran valor, cuidemos lo que queda para que sea cada vez más difícil hacer este tipo de artículos.

Vamos! Anímate a compartir!



Ver citas
Todas las referencias están al pie de cada foto. 
Se toma como referencia y estractos de investigaciones de brugmann.cl y urbaturivm.





agregar a favoritos



comentar



Debes iniciar sesión o registrarte para realizar esta acción.



otros comentarios



Muy buen artículo. Sólo mencionar, para el caso de Concepción, que el hotel Ritz como tal ya no existe. El edificio fue vaciado y actualmente funciona una tienda de retail (Hites) cambiando drásticamente (y para siempre) la esencia del edificio. Una pena.




Muy buena publicación. Mis sinceras felicitaciones.