¿Por qué celebramos el 21 de Mayo?

18 de Mayo de 2018 | por: Silvana García Tironi | 2432 visitas



El 21 de mayo celebramos el día de las Glorias Navales, con esto se nos viene a la memoria conceptos como los de Arturo Prat, la Esmeralda, el Huáscar, la Guerra del Pacifico.
La verdad es que de glorias no tiene mucho aquel día, ya que perdimos la batalla y a una de las figuras emblemáticas para nuestra construcción histórica.
Entonces, ¿por qué celebramos algo que no ganamos?

Thumb mc0012696
Combate Naval de Iquique, 1881, Thomas Somerscales. Memoria Chilena.

Habremos perdido esta batalla, pero lo importante de este día fue el esfuerzo de la tripulación a cargo de Covadonga que logró encallar a uno de los mejores buques de la armada del Perú, la Independencia. Esto nos permitió tener una mayor ventaja al tener que enfrentarnos solo a un buque poderoso, el Húascar, el que vio su fin en octubre de 1879.
Thumb mc0002358
Tripulación del Cochrane antes del Combate de Angamos, 1879. Memoria Chilena.


El contexto viene de la Guerra del Pacifico, en donde Chile se enfrentó a Perú y Bolivia por territorio y el famoso “oro blanco”, el salitre. Esta se desata por el incumplimiento del gobierno de Bolivia al subir los impuestos aduaneros a Chile, en una zona llena de chilenos, hablamos de Antofagasta que para el año 1879 era boliviana. (No hablaremos de fechas de tratados ni números de paralelos, porque al final solo enreda más las cosas).
El punto es que cuando Chile decide declararle la guerra a Bolivia, también se la tuvo que declarar al Perú por esos pactos secretos que tenían de apoyo mutuo. Así se dio inicio al enfrentamiento bélico contra dos de nuestros vecinos.
Thumb mc0002369
Ejército Chileno, Batallón 3° de Línea formados en columnas en la Plaza Colón, Antofagasta, 1879. Memoria Chilena.

Es interesante el nombre que se le da a esta guerra, "la guerra del pacifico", pues gran parte de la guerra se dio en tierra. Pero es importante sacar a luz que para tener un control del territorio había que tener dominio sobre el mar. Es por eso que una de las tácticas que se usó en esta guerra fue la posesión efectiva marítima. Los combates en altamar tuvieron un periodo de una aproximación de 6 meses, mientras que los combates terrestres duraron el largo de años que duro la guerra (casi 6 años).

Thumb mc0002361
Oficialidad del acorazado Almirante Cochrane. Combate Naval de Angamos, 1879. Memoria Chilena.
Thumb mc0002395
Regimiento Santiago N° 5 de Línea, en el campamento de Antofagasta, hacia 1880. Memoria Chilena.

Hoy en día se le considera también como Guerra del Pacífico al enfrentamiento de Estados Unidos  contra Japón, durante la II Guerra Mundial. Para evitar confusiones se enseña como la Guerra del Salitre, ya que la motivación principal era quien tenía el dominio del preciado mineral.

Chile logra consolidarse rápidamente en la zona boliviana y peruana, llegando a los centros neurálgicos de Arica y Tacna.

Con la victoria de la batalla de Arica, en 1880, Bolivia deja de participar militarmente de la guerra, pero si apoyando con armas y dinero al Perú. Perú por su lado tuvo que rehacer su ejército, que perdió por completo en la campaña de Tacna y Arica.
Thumb mc0002337
Oficiales del Regimiento de Artillería Nº 2 en el Morro de Arica, después de su captura, hacia 1880. Memoria Chilena.

Para 1881, el ejército chileno se hacía de la ciudad de Lima, donde comienza otro tipo de guerra, las "guerrillas" en la sierra peruana. 
Perú estuvo bajo el dominio militar de Chile por tres años, hasta que en 1883 deciden rendirse y firmar el tratado de paz. Luego se uniría Bolivia en 1884. Con esto Chile hace posesión de las zonas de Antofagasta y Tarapacá, incorporando la fuente económica codiciada de la época, las minas de salitre.
Thumb mc0002322
Entrada del ejército chileno a Lima, 17 de enero de 1881. Memoria Chilena.

 
Uno de los héroes más recordados de esta guerra el capitán de la Esmeralda, Arturo Prat, quien encuentra un terrible desenlace con la perdida de su barco y de su vida, un 21 de mayo de 1879. Sin embargo, podemos ver que sus actos en un contexto de guerra son muy similares a los tantos otros soldados que participaron, es aquí donde podemos ver una especie de mitificación de su figura luego del combate naval de Iquique.
Es el gobierno de la misma época que ve en Prat una salvación para motivar a la población a que se sigan enrolando para la guerra. Es por eso que se toma como un ejemplo único de valentía por la que cada chileno debe sentirse identificado y preparado para unirse a la contienda. Este discurso no fue en vano, ya que luego de haberse conocido los relatos, se pudo reclutar mucha más gente en comparación con los primeros llamados.
Thumb mc0025598
Arturo Prat Chacón, retrato de medio cuerpo con uniforme, hacia 1880. Memoria Chilena.

El rol de la mujer dentro de la guerra fue esencial para la ayuda del ejército. Claramente las mujeres tuvieron un papel activo dentro de la Guerra del Pacifico, quizás muchas veces en silencio, o ignorados por el relato de la historia. Sin embargo, su participación fue clave para apoyar a las tropas como enfermeras, abastecedoras de agua e incluso como soldados, a ellas se les conocía como cantineras. También las mujeres que estaban fuera de la zona de guerra que fueron un apoyo confeccionando uniformes y banderas.     
Thumb mc0058674
Retrato de la cantinera Irene Morales, 1881, José Mercedes Ortega. Memoria Chilena.
Thumb mc0058703
Irene Morales, cantinera, 1881. Memoria Chilena.

Algunos de los datos curiosos que nos deja la guerra fue la utilización de la “chupilca del diablo”, combinación de agua ardiente con pólvora para que los soldados chilenos pudieran ganar la batalla del Morro de Arica. Dicen que esta combinación hace que los soldados se vuelvan más osados y les permitía mantenerse atentos.
También destacar ciertos papeles dentro del ejército como el soldado que se encargaba únicamente de llevar la bandera en las campañas militares, lo que era esencial para saber a bando al que se pertenecía e incluso hacer posesión efectiva del territorio tomado.






 Si deseas conocer una versión más novelesca te invitamos a leer el libro “Adiós al Séptimo de línea” del autor chileno Jorge Inostrosa.



Ver citas
BULNES, Gonzalo. La Guerra del Pacífico. Tomo I y II. Editorial del Pacífico, Santiago, 1959.

LARRAÍN, Paz. Mujeres tras la huella de los soldados. Revista Historia (Santiago) v.33  Santiago, 2000. En dhttps://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-71942000003300005

MELLAFE, Rafael. Mitos y verdades de la Guerra del Pacífico. Editorial Legatum, Santiago, 2015

MEMORIA CHILENA. Minisito "La Guerra del Pacífico". En http://www.memoriachilena.cl/602/w3-propertyvalue-137757.html?_q=offset%3D0%26limit%3D300%26cid%3D50...






agregar a favoritos



comentar



Debes iniciar sesión o registrarte para realizar esta acción.



otros comentarios



Hola, en realidad la fotografia donde indica entrada triunfal del ejercito a Lima con un arco de triunfo, no corresponde a ese comentario. Se trata la foto de la entrada en Marzo de 1881 a Valparaiso del General Manuel Baquedano con parte de los Batallones de Atacama en uno de los tantos homenajes que se le hicieron por el triunfo de las batallas de la Guerra del Pacifico. A la izquierda se aprecia la Antigua Intendencia, a la derecha el edificio de Correos, en medio la plaza Sotomayor.