Lo que no sabías del Cáñamo (o Cannabis) en Chile

28 de Junio de 2019 | por: Felipe Bengoa | 2376 visitas



Repasemos un poco de historia: El cáñamo es un tipo de fibra muy versátil que proviene de Asia. Este cultivo llega con los españoles durante la conquista, la trajeron ya que con ella podían producir su propia fibra en el nuevo mundo. El primer español en traerlo a Chile es Diego de Almagro, pero se comienza a cultivar con el asentamiento de Pedro de Valdivia en 1541, junto a la introducción de semillas y frutos europeos en el nuevo territorio.  Por lo general los cultivos de cáñamo se encontraron en la zona del Valle Central, especialmente en la zona de Aconcagua, siendo su clima muy apto y similar al de su proveniencia.

Chile fue uno de los lugares donde mejor se desarrolló el cáñamo de la corona española, abasteciendo tanto a la península como al resto de las colonias americanas.
Se cultivó durante toda la época colonial chilena, aunque hubo momentos en que disminuyó su producción durante el siglo XVIII, por lo que se toman medidas; el rey de España daba terrenos vacíos con la condición de que se sembrara cáñamo y lino. Estas medidas por parte de la Corona española fue el primer incentivo para mantener los cultivos del cáñamo en las colonias. 

Thumb ca amo11
Plantaciones de cáñamo. Cáñamo: apuntes para historiar una agroindustria chilena. Juan Caldichoury


Esto generó una nueva valorización del cultivo del cáñamo, debido a su buena calidad, tanto por el Imperio Español como para el resto del mundo, pero recordar que aún sigue siendo muy fuerte el negocio del cáñamo en Oriente y su exportación a Inglaterra. Otra Real Ordena fue en período de gobierno de Ambrosio O´Higgins, en que se solicita el incentivo de generar más zonas de cultivo de cáñamo y que quien hiciera caso a este mandato quedaría libre de pago de impuestos aduaneros. Se convierte así al cáñamo en uno de los productos principales de exportación.  

Hubo malas épocas también: La Guerra de Independencia dejó muy empobrecido al país, que no solamente quitó lugares agrícolas, también la mano de obra que la trabajaba. A esto sumarle el déficit económico y la falta de mercado externo como interno para reavivarlo. Es por eso que el cáñamo comenzó a ser parte de la reconstrucción del mercado nacional debido a su utilidad en jarcias, ropas y todo tipo de uso que se le diera a esta potente fibra. Podemos verlo con un decreto firmado por Bernardo O´Higgins el año 1822, “Contrato de cáñamo propuesto y aceptado por el Gobierno”, fomentando su cultivo y el beneficio, nuevamente enfocados en la disminución de impuestos para quienes lo cosecharan. Y motivando el mejoramiento de las maquinarias necesarias para su cultivo. Esto permitió el comienzo de la reconstrucción de las arcas fiscales y dar trabajo a los campesinos del valle central.  

Thumb 1 blog

Instalaciones y maquinarias de procesamiento del cáñamo el SILA/Obreros de las jarcias de la Sociedad de Los andes en días de pago. Chile agrícola. Indalecio Anabalón y Urzúa

Gracias a todos estos incentivos, la calidad del cáñamo durante el siglo XIX en Chile fue uno de los mejores del mundo
, llegando a superar incluso al inglés (esto significa mucho ya que ellos tenían las colonias en Asia, por lo tanto llevaban más tiempo cultivándolo).  

También el presidente José Joaquín Prieto (mandato entre 1931 a 1941), lanza una carta de incentivo para el cultivo del cáñamo, en donde se tenía como privilegio no tener que pagar el impuesto del diezmo. Con esto se buscaba también la creación de nuevas maquinarias que facilitaran la elaboración y perfeccionaran las condiciones de trabajo de quienes cosechaban el cáñamo, ya que esto impedía su producción en tiempos invernales.  

Con la crisis de 1929 se hace nuevamente un incentivo para su cultivo, durante el gobierno de Arturo Alessandri en 1932, la Caja de Crédito Agraria crea un manual para la reactivación del cultivo y poder generar nuevas fuentes que se habían perdido a lo largo del valle central. Es interesante destacar que este manual pone como ejemplo el cultivo de cáñamo efectivo en Estados Unidos, ya que para esa fecha el país ya contaba con varias leyes en contra de la producción del cannabis sativa, para luego ir prohibiéndola a fines de la década de 1930.    

Thumb 2 blog
 Arranca de cáñamo a mano/ Enrriaje de cáñamo. El cultivo del cáñamo en Chile. Caja de Crédito Agrario


Ya para la década de 1940 surge otro auge para el cáñamo a nivel nacional por un lado gracias a la creación de instituciones como la CORFO y la ENAP, hay un aumento en la producción agrícola. Y también debido a los conflictos bélicos internacionales, siendo Estados Unidos uno de los principales compradores, junto al lanzamiento de su película “Hemp for Victory” (Cáñamo para la Victoria), en donde se explicaban los beneficios y usos de la planta. Así, en Chile aumenta las hectáreas de cultivo del cáñamo.   PRODECA (Sociedad de Productores de Cáñamo) para el año 1942 lanza un texto que ayuda a mejorar las técnicas y producción del cáñamo. Este es el último trabajo que promociona el cultivo y beneficio del cáñamo en Chile, considerando este como el ultimo auge de la planta.

Thumb 4 blog
Arranca de cáñamo a mano. Cáñamo: apuntes para historiar una agroindustria chilena. Juan Caldichoury/ Instalaciones destinadas a la elaboración del cáñamo y maderas. Chile agrícola. Indalecio Anabalón y Urzúa.  


Sin embargo, la industria del cáñamo ya no podía competir contra la industria textil plástica, generando una gran depresión en su producción para fines de 1960.  A pesar de la larga historia que ha tenido el cáñamo a nivel agrícola en Chile, para la década de 1960 comienza el proceso de prohibición y represión del cáñamo para fines de consumo lúdico; éste aumenta con el movimiento “hippie” que nace en Estados Unidos y que va a influir en la élite capitalina chilena. Esto lleva a que las plantaciones de cáñamo, que en un principio tenían un fin textil, pasen a convertirse en el pasatiempo de los nuevos movimientos sociales.  

Thumb 3 blog
Industria del cáñamo. Chile agrícola. Indalecio Anabalón y Urzúa/ Hilando fibra de cáñamo. Cáñamo: apuntes para historiar una agroindustria chilena. Juan Caldichoury.
 

Como consecuencia, por estos nuevos grupos y debido a la curiosidad de los fines lúdicos del cannabis, comienzan a aumentar los robos de esta planta en las pocas fábricas que quedan en el valle de Aconcagua. Esto lleva a que sus productores tuvieran que aumentar la inversión en proteger los cultubis, que lleva al hito del tráfico de cannabis sativa, y que desencadenó en la ilegalidad de su venta en 1968 con la ley n°17.934 . Junto a ello se desvanece todo rastro de la industria cañamera chilena.


















Ver citas
  • Anabalón Urzúa, I. (1922). Chile Agrícola. Obtenido de Memoria Chilena: http://www.memoriachilena.gob.cl/archivos2/pdfs/MC0012794.pdf 
  • Bengoa, J. (1990). Historia social de la agricultura chilena. Santiago: Ediciones SUR.
  • Caja de Crédito Agrícola. (1932). El cultivo del cáñamo en Chile. Santiago: Impresiones Universo. 
  • Caldichoury, J. (24 de septiembre de 2014). Cáñamo; Apuntes para historiar una agroindustria chilena. Obtenido de https://issuu.com/juancald/docs/el_ca__amo_-_apuntes_para_historiar 
  • Evans, R. (Dirección). (1942). Hemp for victory [Película]. Obtenido de: https://www.youtube.com/watch?v=ejrCaC-52-s
  • Rivas Fonseca, N. (2014). ¡Cáñamo para la victoria! Promoción Gubernamental del cultivo y beneficios del cáñamo en Chile. Sociedad y Cultura de Ciencias Sociales, 125-150. 
  • Solano Perez, F. (1833). Memoria sobre el cultivo y beneficio del lino y el cáñamo en Chile. Obtenido de Memoria Chilena: http://www.memoriachilena.gob.cl/archivos2/pdfs/MC0051708.pdf  





  • agregar a favoritos



    comentar



    Debes iniciar sesión o registrarte para realizar esta acción.