Gruta de Lourdes de Iquique, 1960s

modo mapa


valoración popular

Enterreno Chile

subido: 15 de Noviembre de 2016


La Gruta de Lourdes de Cavancha. El relato histórico de los hechos que dieron nacimiento a este santuario comienza cuando la señora Adela Cisternas, conocida vecina de Iquique, recibe la noticia de que su esposo, el señor Juan de Dios Reyes, quien está gravemente enfermo, ha sido desahuciado por los médicos. Doña Adela, en su devoción y confianza en la Virgen María, hace la promesa de construir una gruta en memoria de las apariciones de Lourdes si obtiene la gracia de la salud para su esposo. Gracias a la intercesión de la Virgen, el señor Juan de Dios recobró toda su salud y la señora Adela cumplió su promesa. Los trabajos de construcción comenzaron en 1922 en el terreno de la escuela edificada por Monseñor José María Caro, en Cavancha; y fue inaugurada y bendecida por él el 27 de mayo de 1923. Aquel domingo, según el relato del diario “El Tarapacá” una larga procesión de romeros de toda la ciudad se puso en marcha desde el colegio Don Bosco, seguida del Obispo y del clero, hacia la Gruta. Esta fue la primera peregrinación de las tantas, grupales e individuales, que se han hecho y se siguen haciendo. La gruta de Cavancha se transformó en un santuario muy querido de los iquiqueños en honor a la Virgen María. En 1933, Monseñor Carlos Labbé, Obispo de Iquique, optó por edificar un templo sobre la Gruta, a fin de remediar los inconvenientes del calor del sol y el viento fresco del mar. En 1949 Monseñor Pedro Aguilera pidió a los padres Oblatos de María Inmaculada que se encarguen de la atención pastoral y religiosa del santuario de Nuestra Señora de Lourdes. A la derecha, el Cerro Dragón. Fotografía de diapositiva Storandt, digitalizada por Enterreno.






También te puede interesar:




Contacto

felipe@enterreno.com

nicolas@enterreno.com



Esta web existe gracias al apoyo monetario de 2.563 usuarios